Sunday, February 15, 2009

La ley de la atracción y nuestras relaciones personales

"Es posible ganar más amigos en dos meses interesándonos por los demás que en dos años tratando que los demás se interesen por nosotros". Dale Carnegie

El ser humano está destinado a vivir rodeado de otras personas. Las relaciones con los demás constituyen un aspecto central de nuestra existencia. Nuestras relaciones nos definen -ya sea en la familia, en la pareja, en el trabajo o en cualquier otro ámbito de nuestra vida-. De hecho, casi la totalidad de nuestras actividades involucran a otros, lo cual puede ser fuente de grandes satisfacciones, o deparar terribles sufrimientos, ya que nuestra actitud hacia los demás determina su actitud hacia nosotros. El 85% de nuestro éxito estará determinado por la calidad de las relaciones que mantengamos en las diferentes áreas de nuestra vida.

Nuestras posibilidades de triunfar, ser feliz y avanzar más rápidamente en nuestro campo de interés, aumentan en la medida en que logremos desarrollar relaciones positivas con las personas correctas. Virtualmente, en cada punto decisivo de nuestra vida, hay alguien que puede ayudarnos o detenernos, o por lo menos retrasarnos para alcanzar nuestros objetivos. La gente exitosa convierte en hábito el construir y mantener relaciones de alta calidad a través de sus vidas, y así logra mucho más que la persona promedio.

Por tal razón, es importante entender que no basta con que las relaciones personales se produzcan. Lo verdaderamente importante es que éstas sean fructíferas, que engendren paz y armonía, que construyan y nos den la oportunidad de edificar una vida y un mundo mejor, que saquen a relucir lo mejor de nuestro potencial y nos conviertan en mejores personas. Las relaciones nocivas destruyen y debilitan nuestra autoestima, nos sitúan en el papel de víctimas o victimarios, producen estrés y angustia, y nada positivo puede salir de ellas.

Lo interesante es que cada uno de nosotros es responsable por atraer tanto lo uno como lo otro. Cuando miras a todas las personas que se encuentran a tu alrededor, debes tener claro que tú las has atraído hacia ti. Habrás escuchado aquel refrán que dice: "Dime con quien andas y te diré quien eres", o aquel otro que reza: "Dios los hace y ellos se juntan".

Estos dos adagios ilustran una de las consecuencias más importantes de la ley de la atracción: siempre atraeremos a aquellas personas que reflejan nuestros propios valores, principios, carácter y visión del mundo. Las personas son como los camaleones. Ellas imitan y adoptan las actitudes, comportamientos, valores, y creencias de la gente con la que se asocian la mayor parte del tiempo.

La mayoría de los problemas y conflictos en tu vida son el resultado de establecer relaciones equivocadas con gente equivocada. De-igual manera, los grandes éxitos en la vida son el producto de entrar en contacto con personas con quienes puedas establecer relaciones positivas. La clave es entender que las buenas relaciones no se dan por si solas, sino que se construyen en la práctica; se cultivan mediante el trato personal, interactuando, buscando entender y ser entendidos, escuchando con empatía, no simplemente coexistiendo.

Si quieres ser una persona exitosa, asóciate con gente similar, optimista y feliz, que posea metas claras y que se esté moviendo hacia adelante en su vida. Al mismo tiempo, aléjate de las personas negativas, que sólo critican y se quejan por todo. Si quieres volar con las águilas debe buscar las alturas, te puedes poner a escarbar el suelo con las gallinas. No obstante, recuerda que tú no puedes atraer hacia ti algo que ya no se encuentre en tu interior.

Las personas de éxito saben lo importante que es rodearse de las personas correctas.

Comprenden que es imposible tener una gran empresa con personas mediocres, por lo cual se dedican a construir equipos de trabajo fuera de serie. Ellas saben que el éxito de una empresa es simplemente el reflejo del éxito, grado de motivación y compromiso de las personas que la componen. Por eso buscan siempre ayudar a cada individuo en su equipo a encontrar el éxito en su propia vida.

Quizás la mejor manera de construir relaciones positivas es buscar constantemente nuevas formas para ayudar a los demás a lograr sus propias metas y descubrir su propio potencial. Entre más entregues de ti mismo sin esperar nada a cambio, más recibirás de las fuentes más inesperadas.

Camilo Cruz

No comments: