Friday, February 20, 2009

La mentalidad millonaria: un camino directo hacia el éxito

J. Paul Getty, quien en su época llegó a ser el hombre más rico del mundo, estaba convencido de que para triunfar financieramente era necesario desarrollar lo que él llamaba una "mentalidad millonaria".

Getty aseveraba que existen cuatro tipos de personas:

Primero están aquellas que trabajan mejor cuando lo hacen por entero para sí mismas en su propia empresa. Después, las que, por diversas razones, no desean lanzarse a los negocios por su cuenta, pero buscan ocupar puestos prominentes en sus empresas, obtienen los mejores resultados y participan en los beneficios de las mismas. En la tercera categoría se encuentran quienes sólo aspiran a ser empleados asalariados, son reacios a correr riesgos y se conforman con la seguridad de un sueldo. Finalmente, hallamos aquellos que no están motivados por ninguna necesidad ni deseo de surgir y se conforman con lo que tienen.

De acuerdo con Getty hay una manera de pensar que ofrece a ciertas personas mejores opciones de triunfar que a otras y es la mentalidad que suele encontrarse entre las personas de la primera y segunda categoría, que muy rara vez se encuentra entre los individuos de la tercera categoría y es totalmente inexistente entre las personas de la cuarta.

Lo importante de entender es que todas tienen la opción de decidir en qué categoría desean encontrarse. Todos tenemos la opción de elegir cuál será nuestro destino, ya que éste siempre será moldeado por nuestra manera de pensar. Si de antemano no has programado tu mente con la firme decisión de vivir una vida de abundancia ¿cómo esperas atraer la riqueza?

Si programas tu mente con principios de éxito, ella se encargará de mostrarte el camino hacia la riqueza, te mantendrá alerta, agudizando todos tus sentidos para que logres captar con mayor facilidad toda información sensorial proveniente del medio ambiente que pueda estar relacionada con tu éxito.

Además, si utilizas afirmaciones positivas respecto al nivel de abundancia que deseas experimentar en tu vida; si te concentras en metas específicas sobre la calidad y estilo de vida que deseas experimentar, refiriéndote a ellas como si ya fuesen una realidad, estarás agudizando tu sensibilidad hacia oportunidades que de otra manera podrían pasar inadvertidas.

Todo comienza con una descripción clara y precisa de aquellas áreas de tu vida en las que deseas experimentar abundancia, siendo lo suficientemente específico en cuanto al nivel de riqueza que esperas crear en tu vida.

¿Cuánto dinero deseas ganar? ¿Quieres crear tu propia empresa? ¿Qué clase de empresa? ¿Cuándo? ¿Qué piensas dar a cambio? ¿Cómo va a beneficiar la creación de esta riqueza la relación con tu familia, con tus hijos o con las demás personas?

En otras palabras, la libertad económica no puede limitarse simplemente a decir "quiero tener mucho dinero"; tienes que crear una imagen mental clara de tu vida en un estado constante de abundancia. Piensa como pensaría una persona para quien la libertad financiera es ya una realidad. Camina como caminaría una persona que goza de abundancia en su vida. Comunícate con los demás como si ya poseyeras toda la riqueza que quieres crear en todas las áreas de tu vida.

Tu libertad financiera no puede ser simplemente una idea vaga en tu mente. Tampoco es suficiente pensar o decir: "mi estabilidad financiera es importante" o "quiero proveer lo mejor para mi familia". ¡No! Estas expresiones vagas no producen resultados. Recuerda que la única manera de magnetizar un pensamiento y activar tu formación reticular, como ya vimos, es utilizando ideas claras, creando imágenes específicas que te muestren disfrutando ya aquello que quieres atraer.

Camilo Cruz

No comments: