Monday, February 16, 2009

Reglas para convertirnos en compañía indeseada y desagradable

Benjamín Franklin sabía lo importante que son las buenas relaciones. Entendía los resultados de tenerlas y como desarrollarlas. Esto lo convirtió en una de las personas más influyentes de su época en todas las áreas en las cuales participó.

Quiero compartir uno de sus escritos, en el cual, con gran humor y utilizando la sátira como estilo literario, nos hace ver la manera de no proceder si deseamos desarrollar buenas relaciones. Su propósito, obviamente, es que entendamos que es imposible construir buenas relaciones con los demás si sólo estamos pensando en nosotros mismos.

"Puesto que el objetivo es brillar, siempre que te encuentres en compañía de otras personas, deberás utilizar todo medio a tu alcance para evitar que otra persona brille más que tú. Esto lo podrás lograr de varias maneras:

1. Si te es posible, busca apoderarte de toda la conversación. Si el tema en cuestión no te es familiar, habla lo que más puedas acerca de ti, tu educación, conocimientos, logros, éxito en los negocios, o las sabias observaciones y apuntes que has hecho en otras ocasiones.

2. Si necesitas dejar de hablar unos segundos para tomar aire, y en ese momento alguien más aprovechara a decir algo, analiza con cuidado cada palabra, idea o actitud en su intervención, en busca de algún punto que te permita contradecirlo. Si no encuentras nada, corrige su manera de hablar o su vocabulario.

3. Si ves que otra persona ha dicho algo que es indiscutiblemente cierto y sabio, puedes hacer una de varias cosas: No le prestes ninguna atención, interrúmpela, o busca desviar la atención de los demás hacia ti. Si logras descubrir hacia dónde va ella con dicha idea, encuentra rápidamente cualquier oportunidad de terminar la idea antes que ella. Si todo lo anterior falla y ves que dicha idea ha contado con la aprobación de los presentes, apresúrate a dar también tu aprobación, e inmediatamente haz la anotación que dicha idea es de otra persona o de un gran escritor. De esta manera lograrás privar al otro del crédito o prestigio que hubiese podido ganar con dicha idea, al tiempo que logras ganar la reputación de ser una persona muy leída e instruido.

4. El actuar de esta manera te asegurará que cuando estés en presencia de alguna de estas personas nuevamente, ellas optarán por quedarse calladas y dejar que hables. Así podrás brillar sin ninguna oposición ni competencia, al tiempo que le muestras a tus oyentes lo poco versados que ellos son.

Si sigues estos consejos podrás estar seguro que te sentirás muy bien contigo mismo, sin importar como se sientan los demás. Las ventajas de esto son muy evidentes, mientras que la audiencia aprecia la presencia del hombre culto y cordial, tú ni siquiera necesitas hacer acto de presencia, ya que esta misma audiencia apreciará mucho más el que estés ausente".

Como vez, la manera más certera de repeler a los demás es, como lo dijeran Franklin y Carnegie, pensando únicamente en nosotros mismos. De igual manera, pensando en los demás atraerás hacia ti relaciones positivas y duraderas. ¿Cómo hacerlo? He aquí un ejemplo muy sencillo:

Quiero que te imagines que mañana en la mañana, justo antes de salir para tu trabajo, tu teléfono suena y al otro lado de la línea está una persona a la cual tú respetas mucho; a quien aprecias y admiras. Tú sabes que es una persona sincera, honesta, en la cual tú depositarías toda tu confianza.

Imagínate que después de saludarte muy cordialmente, ella te dice: "Primero que todo, quiero que sepas que no te he llamado para pedirte ningún favor. Sé que debí llamarte hace mucho tiempo para decirte esto, así que esta mañana decidí que no pasara de hoy.

Simplemente quiero dejarte saber que tú eres una de las personas más integras que he tenido la oportunidad de conocer. Creo que eres un gran profesional y siempre he pensado, y así se lo he dicho a mi esposa, que además, eres un padre y un esposo ejemplar; una persona que cualquiera se sentiría orgulloso de llamar su amigo. Cuando hablo contigo, me siento motivado porque eres la clase de individuo que sabe sacar a relucir lo mejor de las otras personas, y por esta razón quería llamarte hace mucho tiempo, para manifestarte cuanto te estimo, y cuanto aprecio tu amistad.
Eso es todo; espero que hoy tengas un gran día. Hasta pronto". Y luego de despedirse afectuosamente, cuelga el teléfono.

Ahora bien, teniendo en cuenta que se trata de un amigo sincero, que no te diría esto si no se sintiera de esa manera, quiero que te preguntes: ¿Qué clase de día crees que vas a tener después de haber escuchado esto a primera hora de la mañana? Si vas a hornear un pastel, ¿crees que ese día, por alguna razón, hornearías un mejor pastel? Si eres profesor, ¿crees que enseñarías una mejor clase ese día? ¿Crees que ese día serías un mejor padre de familia? Si eres vendedor, ¿crees que ese día serías un mejor vendedor? Seguramente si, ¿no es cierto?

A pesar de que esta persona no te haya dicho absolutamente nada acerca de cómo realizar ninguna de estas actividades de una mejor manera, tú estás seguro que tu desempeño sería mejor. ¿Por qué? Porque tu imagen y tu autoestima han recibido una transformación repentina.

No es que ahora sepas más de lo que sabías antes de recibir la llamada acerca de cómo hornear, enseñar o vender mejor. Lo único que ha sucedido es que las palabras de tu amigo te han abierto los ojos a la grandeza que se encuentra en tu interior. Por absurdo que pueda parecer, ese sencillo reconocimiento te ha convertido en otra persona. Sus palabras han dibujado en tu mente toda una serie de nuevas imágenes positivas acerca de tu verdadero potencial, tus aptitudes y tus capacidades; e inmediatamente tu mente y tu cuerpo han comenzado a trabajar basados en esta nueva información".

En numerosas ocasiones he encontrado personas exitosas que pueden señalar el momento preciso en que su vida comenzó a cambiar. Y muchas veces ese momento, fue cuando hubo unas palabras de apoyo de un padre o un profesor, el voto de confianza de un amigo, o una llamada de apoyo de un familiar.

Entonces, ¿por qué no haces tú lo mismo? ¿Qué te impide levantar el teléfono y llamar a una de esas personas a las cuales has deseado alguna vez decirle algunas de estas cosas, o que sabes que necesitan escuchar esto de ti, y les dejas saber cómo te sientes? Déjales saber cuáles son las cualidades que ves en ellas y el gran potencial que tienen. Te puedo asegurar que ese día ellas también van a ser mejores personas, y con toda seguridad su autoestima mejorará y se sentirán mucho mejor consigo mismas.

Pero, ¿adivina quién se sentirá aun mejor acerca de si mismo? ¡Tú! Porque sabrás que ese día has sembrado una semilla de éxito y felicidad en otra persona; habrás ayudado a otro ser humano a tomar la iniciativa para reconocer y reclamar el talento y el potencial que reside dentro de ella.

Hay muy pocos sentimientos que sean tan gratificantes como este. Así que no te prives de la oportunidad de experimentar esta gran sensación en tu vida.

Camilo Cruz

No comments: